jueves, 18 de diciembre de 2014

Cuando la gente lo note

Pobre crisis, nadie la quiere. Zapatero tardó lo suyo en nombrarla y reconocerla y Rajoy, quien desde la oposición parecía hacer creer que era aquél quien la había provocado, declaraba hace unos días que la crisis ya era cosa del pasado, aunque poco después matizó esas declaraciones, seguramente advertido por sus consejeros, ante la perplejidad de la población.

“No hay mal que cien años dure”, reza el refranero español, “ni cuerpo que lo aguante”, añade el acervo popular. Quizá sea esa la razón por la que el sector terciario espera unas Navidades con unas ventas al nivel de 2007, pensando en aquellas personas que mantienen su puesto de trabajo, con unos ingresos más o menos como siempre y que están empezando a cansarse de la crisis y de la contención en el gasto.

Pero eso está lejos de que el gobernante crea que el conjunto de la población está en mejores condiciones. Hoy se supera con creces el medio millón más de parados que cuando Rajoy llegó al poder y 1,7 millones de familias están con todos los miembros sin trabajo. Las recientes alegrías que nos dio la EPA en contrataciones son tan pobres que se necesitarían varios lustros a ese ritmo para alcanzar el pleno empleo. Uno de cada dos jóvenes del país está en paro, mientras que otros se han marchado a aplicar sus conocimientos en países que no se gastaron un euro en su formación.

Se ha rebasado el billón de euros en deuda pública y hay un desequilibrio negativo de casi 7 a 3 en la balanza comercial; a menudo vemos cómo le van dando dentelladas a la bolsa de las pensiones que dejó el gobierno anterior, sin que sean repuestos esos importes. No se entiende, pues, que quien se supone con buena información, como el presidente del gobierno, haga esas declaraciones de final de la crisis, cuando la situación es bastante peor que cuando tomaron las riendas, si no es porque estamos en precampaña electoral.

En este entorno, bienvenida sea una gota de agua en el desierto como ha sido la ayuda concedida a algunos de los parados de larga duración y sin prestaciones (sólo al 15% de éstos) que ha acordado el gobierno con los Agentes Sociales. El entrar en precampaña electoral tiene esas cosas. Pero no nos engañemos con cantos de sirena pues, como declaró hace algún tiempo la presidenta andaluza, Susana Díaz, la crisis habrá terminado cuando la gente lo note.

Publicado en:
http://www.dclm.es/shh.php?id=1910
http://www.objetivocastillalamancha.es/content/ciudad-real/opinion/cuando-la-gente-lo-note
http://www.clm24.es/opinion/casimiro-pastor/cuando-gente-empiece-notar/20141219091432067793.htm
Diario Lanza de Ciudad Real, edición en papel, página 26, 20-12-2014.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario