jueves, 6 de junio de 2013

Al pan, pan y al vino, vino


El pueblo español somos una mezcla de Quijote y de Sancho. Éste es el más pragmático, el que le llama pan al pan y vino al vino. La altas miras de Alonso Quijano son bajadas de las nubes a ras del suelo por su escudero. Y es así cómo le gusta al pueblo llano que se expresen sus gobernantes. No sé por qué se empeñan, sin embargo, muchos de ellos en disfrazar la realidad con una serie rebuscada de florituras lingüísticas. Bueno, imagino por qué. Quizá piensen que de esa manera la ciudadanía no se entera de ciertos tejemanejes y así seguimos adormecidos con otras cosas mientras ellos nos la cuelan.

Mientras escribo estas líneas, escucho decir al presidente del gobierno, Mariano Rajoy, que de cara a 2014 va a “explorar” el IVA. No sé si es que se trata de un territorio desconocido para él y cual boy-scout se va a aventurar en su búsqueda a ver si consigue  llegar a la cumbre. Otra perla ha sido el cachondeo nacional en las redes sociales, y otros medios de comunicación, con la explicación que dio la secretaria general del PP, Dolores Cospedal, sobre los pagos “en diferido” al ex tesorero de esa formación política, Luis Bárcenas.

La ministra de empleo, Fátima Báñez, y otros correligionarios, nos regalan los oídos con la “movilidad exterior” que sufren los jóvenes mejor preparados de la historia, cuando se tienen que ir a trabajar al extranjero porque aquí no hay manera de ejercer la profesión que tanto les ha costado (y al erario público) preparar. ¡Qué bien les está viniendo a esos países nuestra crisis para poder aprovecharse de esos magníficos profesionales!

Se le llama “Reforma Laboral” a unas facilidades para el despido jamás vividas en democracia. Ahí están los frutos, después de un año de su aplicación. Por cierto, en el Fuero de los Españoles del anterior jefe del Estado, Francisco Franco, el trabajador estaba muchísimo más protegido que en estos momentos. Se le llama “Reforma Sanitaria” a un progresivo e inexorable empeoramiento de la calidad asistencial. Se habla de la “Reforma de las Pensiones” que están preparando y uno piensa, Virgencita que me quede como estaba, porque ya entendemos lo que significa “reforma” después de dárnoslas todas en la misma mejilla. Hay toda una retahíla más de palabras y frases al uso, pero con lo que antecede ya nos podemos hacer una idea.

A estas alturas de la película ya no nos vale lo de la herencia recibida. Recuerdo al lector la frase del nada sospechoso ex Secretario de Estado de los EE.UU., Henry Kissinger: “cuando un gobierno hereda un problema, si a los seis meses no lo ha resuelto, ya es su problema”. Si el magnífico equipo que dedica tantos esfuerzos a aconsejar al gobierno sobre cómo disfrazar con palabras y frases florales la realidad, dedicara los mismos esfuerzos a aconsejar sobre cómo solucionar los problemas reales de la gente, a lo mejor se iría con más cabeza, mejor orientación y un rumbo más definido en pos de esas soluciones. 

Publicado en: http://dclm.es/opiniones.php?id=737. 06-06-2013
Publicado en: http://www.lanzadigital.com/opinion/al_pan_pan_y_al_vino_vino-50334.html
Publicado en la edición en papel del Diario Lanza, pág. 37. 08-06-2013.