sábado, 20 de mayo de 2017

El significado de las palabras

Me llama la atención la cantidad de palabras que expresamos diariamente para definir aspectos de nuestra vida, sin percatarnos de la carga ideológica que a veces conllevan. Porque hemos de ser conscientes de que detrás del lenguaje que consideramos normal cada uno de nosotros, está nuestra historia, nuestra manera de entender el mundo, nuestra ideología…

Estoy leyendo o escuchando estos días neologismos como “postverdad” o mentira emotiva, en la que los hechos objetivos tienen menos importancia que las emociones. Algo que aparenta ser verdad y es más importante que la propia verdad. Los que más utilizan hoy este arte son determinados políticos, más aún los nacionalistas (periféricos y centralistas, que de todos hay, y los unos “ayudan” a la existencia de los otros).

Göbels, el jefe de la propaganda nazi, decía que una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad. Recuérdese que los nazis fueron unos maestros en el camuflaje del significado de las palabras: a los campos de exterminio los llamaban “campos familiares”, supongo que era porque metían allí a familias enteras. Y para más recochineo, en la puerta del campo ponían un letrero en semicírculo que decía: “Arbeit macht frei”, o sea, el trabajo te hace libre.

El otro día escuchaba a un político hablar del “mercado de trabajo”, en lugar de decir el mundo laboral; de los “recursos humanos”, en lugar de hablar de los empleados… Detrás de estas dos sencillas expresiones hay toda una carga ideológica. Es decir, si definimos el empleo como un “mercado”, si definimos a las personas que trabajan en una empresa como un “recurso”, igual que las mercaderías o las finanzas, estamos “cosificando” a los trabajadores, a los seres humanos. ¿Cuál es el resultado?, pues que al ser cosas, no nos cuesta aprovecharnos de ellas, explotarlas.

Ya nos hemos acostumbrado a entender al gobierno cuando informa de que va a efectuar unos “ajustes”; todo el mundo entiende que se refiere a “recortes”. Como cuando declaró que iba a actualizar las pensiones y que tuvieran siempre incremento. En efecto, las desligó del IPC. Es decir, antes se actualizaban en función del incremento de precios al consumo (IPC) y ahora ya no; suben, pero solo un 0,25% anual. Los precios del mes de abril, por ejemplo, subieron diez veces más que el incremento de las pensiones para todo el año.

En conclusión, hay mucha “postverdad” en algunas manifestaciones de nuestros gobernantes, en determinadas relaciones contractuales, en parte del lenguaje político… Pero lo bueno es que nos demos cuenta y no se crean que nos la dan con queso. 

Publicado en:
http://www.dclm.es/noticia.php?id=53118
http://www.lanzadigital.com/opinion/significado-las-palabras/
http://www.clm24.es/opinion/casimiro-pastor/el-significado-de-las-palabras/20170521100521159310.html
http://imasinformacion.es/not/20303/el-significado-de-las-palabras/







domingo, 14 de mayo de 2017

Opiniones


"Que dos y dos sean necesariamente cuatro, es una opinión que muchos compartimos. Pero si alguien sinceramente piensa otra cosa, que lo diga. Aquí no nos asombramos de nada." Antonio Machado.

Por las redes sociales circula un dibujo con dos individuos situados uno frente al otro, mirando al suelo donde hay escrito un número. Uno exclama 69 y el otro, 96. El lector concluye que ambos llevan razón, cada uno desde su “punto de vista”. Un ejemplo: podemos estar viendo un partido de fútbol en el mismo local, en el mismo canal de TV, en la misma tele, y quien es de un equipo ve una falta que el del otro equipo no ve o viceversa.

Estos días, asistimos atónitos al espectáculo de (presuntas) corrupciones, con expresidentes regionales, alguno en la cárcel, investigados o imputados; con el fiscal jefe anticorrupción, el fiscal general del Estado y algún alto cargo del ministerio del Interior viéndose obligados a desmentir públicamente “malentendidos”… La sensación de ser esto tan solo la punta del iceberg se hace cada día más evidente, mientras se pone en cuestión si la división de poderes es real o solo sobre el papel.

Lo sorprendente es que aun así, según las encuestas, el PP siga siendo el preferido por la mayoría del electorado. Cualquiera lo puede comprobar al contrastar opiniones en sus círculos con los votantes de este partido. Esta actitud sería objeto de un estudio sociológico en cualquiera de las más prestigiosas universidades del mundo, y me aventuraría a predecir su probabilidad futura.

Si, a la luz de los acontecimientos, cualquiera se atreve a intentar razonar con los votantes del partido en el gobierno sobre la fidelidad de su voto, se encontrará con un auténtico frontón; por lo que se acaba concluyendo que es mejor dejarlo. Dice un amigo mío que no siempre se calla para guardar silencio, sino para mantener la paz, pues estar en paz es mejor que tener razón. Y así seguimos, y así nos va.

Publicado en:
http://www.dclm.es/shh.php?id=3757
http://www.clm24.es/opinion/casimiro-pastor/opiniones/20170515080045158485.html
http://www.lanzadigital.com/news/show/opinion/opiniones/115695
http://imasinformacion.es/not/20270/opiniones/

sábado, 6 de mayo de 2017

Las primarias, pros y contras


Se estima en tan solo un 3% de la población las personas afiliadas a algún partido político en nuestro país. Un porcentaje menor de éstas son las que influyen por lo general en quién toma el mando del partido y muy pocos deciden quién va en las listas en los diferentes ámbitos locales, autonómicos o nacional. Luego, cuando llegan las elecciones, es la población con derecho a voto quien elige lo que le parece mejor.

El PSOE está ahora inmerso en un proceso de primarias para que sus militantes (y solo ellos) decidan quién de los tres aspirantes se hace con el mando, el próximo día 21 de mayo. Este sistema interno de elección del secretario o secretaria general, que sobre el papel tiene las garantías de democracia interna, está siendo un auténtico calvario para este partido, no ya solo en el ámbito interno, sino ante la opinión pública y, lo que es peor, ante sus rivales.

Mis amigos votantes del PP dicen que su candidata es Susana Díaz, mis amigos votantes de Podemos dicen que su candidato es Pedro Sánchez; pero cuando les preguntas si votarían al PSOE en caso de salir elegido su candidato, confirman que no. Entonces, ¿qué interés tienen? Se está dando el caso, no demostrable, de personas votantes de otros partidos (a los que seguirán votando) que se han afiliado recientemente al PSOE con el único objeto de participar en las primarias en pro de “su” candidato.

La diferencia en algo más de 6.000 avales en favor de Susana Díaz, seguida de Pedro Sánchez, da idea de lo reñida que está la carrera en los puestos de cabeza, puestos de los que queda algo alejado Patxi López. Los seguidores de los primeros están tan enfrentados entre sí que éste último afirma con rotundidad que él es el único que puede unir al partido. La pregunta es si el día 22 de mayo defenderán las siglas del partido con la misma energía que lo hacen en pro de su candidato o candidata, en caso de no ganar su opción.

La democracia es buena, las elecciones son buenas, la democracia interna de los partidos es genial. Pero tal como se ve en el encono de unos contra otros, compañeros del mismo partido, dando cuartos al pregonero en las redes sociales, uno se pregunta si este sistema es el mejor y si no van a quedar demasiadas heridas abiertas sobre las que ya están desde aquel fatídico día 1 de octubre de 2016. Ya veremos.

Publicado en:
http://www.dclm.es/shh.php?id=3733
http://www.clm24.es/opinion/casimiro-pastor/primarias-pros-contras/20170507092959157460.html
Lanza de Ciudad Real, edición en papel, pág. 22 de opinión. 07-05-2017
http://imasinformacion.es/not/20239/las-primarias-pros-y-contras/