domingo, 12 de julio de 2015

Cómo favorecer los incendios


Castellón, Granada, Zaragoza, Guadalajara, Huesca, Jaén, son algunas de las provincias afectadas por incendios de mayor o menor envergadura a lo largo de los últimos días, y aún no hemos llegado al fatídico mes de agosto, en lo que a incendios se refiere. Nos dicen en las noticias que, debido a las altas temperaturas, España está en máximo riesgo de incendios. Y eso es verdad, pero ¿es toda la verdad?

Quienes entienden de prevención saben que la campaña anti incendios empieza en invierno con la limpieza del monte, con los cortafuegos en condiciones adecuadas y demás medios. Pero las políticas de recortes han propiciado que no se haga este trabajo de la mejor manera, o de ninguna; se han dejado las plantillas bajo mínimos y cuando viene un tiempo como este llegan los lamentos y los quién pensaba.

Estamos en un verano clave para que se cumpla la regla del incendio perfecto o regla de los tres treinta: coincidencia de temperaturas por encima de los 30 grados, velocidad del viento superior a 30 km/h y humedad relativa por debajo del 30%. Si a esto le añadimos montes mal cuidados y modificaciones legales que puedan favorecer más los incendios, es muy difícil librarse del fuego.

El gobierno, con su mayoría absoluta y el apoyo de UPyD y UPN, acaba de aprobar la reforma de la Ley de Montes. Esta reforma incluye la posibilidad de que las CC.AA. puedan cambiar el uso forestal de las zonas quemadas, “cuando existan razones imperiosas de interés público de primer orden”, volviendo así a abrir un melón que llevaba muchos años cerrado y que acabó con numerosos incendios de los que arrasaban amplias extensiones forestales, para ser dedicadas a otros fines.

Los gobernantes deben de tener puestas las gafas de ver lejos. No se puede ser cortoplacista y, por un ahorro inmediato, dejar los montes a merced del tiempo y esperar que no pase nada. Porque una vez que se ha producido el incendio queda reducido el “ahorro”, igual que el monte, a cenizas. Y sólo estamos a mediados de julio.

Publicado en:
http://imasinformacion.es/not/12643/como-favorecer-los-incendios/
http://www.elcrisoldeciudadreal.es/2015/07/13/82284/como-favorecer-los-incendios/
http://www.lanzadigital.com/news/show/opinion/como-favorecer-los-incendios/8346
http://www.clm24.es/opinion/casimiro-pastor/favorecer-incendios/20150714081552089261.html
http://www.dclm.es/opiniones.php?id=1966
Lanza de Ciudad Real, edición papel, página 27. 14-07-2015.

Noticias posteriores relacionadas:
http://www.elplural.com/2015/08/07/un-mes-despues-de-la-ley-que-permite-recalificar-terrenos-incendiados-espana-arde/

miércoles, 8 de julio de 2015

Cañones o mantequilla


La parábola que utilizó Paul Samuelson, Nobel de economía de 1970, para explicar las teorías económicas sobre las ventajas comparativas y el coste de oportunidad, y que él lo planteó con el interrogante: ¿producimos cañones o mantequilla?, viene ahora a colación por las circunstancias por las que atraviesa Grecia y que han ocasionado la situación en la que está inmersa no solo la UE, sino otras grandes economías mundiales.

No se puede menospreciar al país heleno porque su PIB sea tan insignificante en el conjunto de la UE (ahora es menor todavía, pues no llega ni al 2%) porque lo que aquí se está dirimiendo no es sólo si hay que reestructurar su deuda, si hay que alargar los plazos, si hay que hacerles una quita… Aquí nos estamos jugando la moneda común y la propia Unión Europea. ¿Alguien se plantea que Montana saliera del dólar, cuyo PIB absoluto y per cápita es de los más bajos de EEUU? No, ¿verdad?; porque aquello son los Estados Unidos y esto es la Unión Europea. Qué formas tan distintas de entender el significado de “Unidos” y de “Unión”. Allí hay una Reserva Federal y aquí tenemos un Banco Central Europeo, con funcionamiento bien distinto.

Quizá el timonel de este transatlántico, Alemania, nos esté conduciendo a puertos distintos y distantes de los que previeron los padres fundadores de la UE. Quizá esa Europa de los pueblos nos la hayan convertido en la Europa de los mercaderes. Y mire usted por dónde ha salido el David griego y le ha plantado cara al Goliat de la Troika, y encima apoyado por su pueblo, eso sí, de manera democrática. Aunque ahora digan desde las Instituciones que ese referéndum no tiene importancia, seguramente dirían otra cosa si el resultado hubiera sido el opuesto.

Los cañones ya se los vendieron alemanes y franceses. Pero lo que ellos necesitan es mantequilla (manteca, que diría un castizo). Para comprar las armas, que ahora están pagando entre todos, nadie les consultó. Ahora sí les han consultado y han manifestado lo que no quieren, de manera mayoritaria. Alguien cobró, presuntamente, las comisiones por la compra de las armas y allí las tienen para comérselas con patatas, porque de mantequilla andan escasos.

Publicado en:
http://www.elcrisoldeciudadreal.es/2015/07/08/81937/canones-o-mantequilla/
http://www.clm24.es/opinion/casimiro-pastor/canones-mantequilla/20150708091841088589.html
http://www.dclm.es/opiniones.php?id=1954
http://imasinformacion.es/not/12579/canones-o-mantequilla/