domingo, 20 de agosto de 2017

Yihadistas


Los recientes atentados del pasado día 17 de agosto en Barcelona y Cambrils, que ocasionaron 14 víctimas mortales y más de un centenar de heridos, han agitado a la sociedad española y occidental y han puesto aún más en alerta a los cuerpos de seguridad. Como ya sucediera con los atentados anteriores en otras grandes ciudades europeas, han supuesto un hito que marca un antes y un después en muchas cosas. Se dice que quieren acabar con nuestro modo de vida occidental, pero más del 90% de los ataques yihadistas se producen en países musulmanes. Dos días después de los atentados en España, han atacado en un restaurante de la capital de Burkina Faso, un país de predominio musulmán, ocasionando 18 muertos de varias nacionalidades.

Los atentados en Cataluña nos han hecho reconocer que formamos parte de la macabra lista de objetivos de esos terroristas, que algunos definen como terrorismo islamista, por ser el Islam la religión que profesan. Un islamismo mal entendido o mal interpretado, según manifiestan estos días portavoces de esa confesión religiosa, quienes mientras condenan los atentados, se sienten perjudicados por la interpretación generalista que las sociedades occidentales hacemos a raíz de los atentados, metiendo en un mismo saco a todos los de esa religión.

Estos días está corriendo por las redes sociales no solo la islamofobia, sino otras fobias hacia los refugiados, los extranjeros, los no católicos y, en definitiva, los diferentes. Los extremistas están haciendo su agosto sacando del armario sus apolilladas consignas contra todo lo que se menea y, mientras tanto, la sociedad está tratando de seguir con su día a día, llegar a fin de mes o tomarse unos días de vacaciones; las fuerzas de seguridad siguen con su trabajo, y los mandos políticos tratan de ponerse de acuerdo, no solo en lo indispensable, sino en lo necesario. Quizá este desastre pueda servir para que los políticos vean más allá de sus propias narices y se pongan a trabajar en lo que les une y no en lo que les separa.

Las calamidades unen a las sociedades sanas y ha sido un clamor de unidad y cariño hacia Barcelona, hacia Cataluña, no solo desde toda España, sino desde el resto de Europa y del mundo. Aprendamos todos la lección: en efecto, del «no tenim po» (no tenemos miedo), pasemos al «junts som més forts» (juntos somos más fuertes).

Publicado en:
http://www.lanzadigital.com/opinion/yihadistas/

viernes, 11 de agosto de 2017

Dicen que se acabó la crisis


Tendemos a creer que no pasa nada, hasta que pasa. En nuestro país, estamos contemplando con cierta sorpresa (así nos lo hacen ver los medios de comunicación) el conflicto de los estibadores, en su momento, ahora el del aeropuerto de El Prat y alguno más… Ellos son la avanzadilla de lo que está por llegar. Hicieron falta pocas huelgas para que el gobierno implantara la llamada Reforma Laboral, que supuso la pérdida de golpe de los derechos que los trabajadores habían conseguido durante décadas, poco a poco. En realidad solo hizo falta que el Partido Popular ganara por mayoría absoluta.

Esa Reforma, que el gobierno “justificó” como necesaria para “crear” empleo, consiguió que se perdieran derechos sindicales, profesionales, se facilitara el despido, se redujeran los sueldos y se precarizaran los contratos. Todo ello, como consecuencia de la crisis, dijeron. Una crisis que no crearon los trabajadores, pero cargaban con las consecuencias. Sin Reforma Laboral, el gobierno también desligó la subida de las pensiones del IPC, con lo que los pensionistas ya pierden poder adquisitivo a velocidad de crucero.

Al señor Rajoy se le llena la cara de sonrisa y satisfacción indicando que ya se ha acabado la crisis, y los ciudadanos podemos creérnoslo o no. La señora ministra de empleo y seguridad social, doña Fátima Báñez, se atreve a afirmar en púbico lo que es una recomendación de la OCDE: que hay que subir los sueldos en España. Cierto, pues en lo que dependa del gobierno, ya pueden empezar; lo demás depende de las empresas. Si los sueldos aumentan, lo hacen las retenciones y los ingresos de la S.S. para pagar las pensiones y demás; la rueda de la economía se activa y el país funciona mucho mejor. Se sale de la crisis de verdad.

Si acabarse la crisis solo es que los grandes empresarios estén ganando a niveles previos a ésta, pero esos beneficios no se derivan también a los trabajadores, como sujetos activos, estaremos abocados no solamente a un rosario de conflictos colectivos en aquellas empresas cuyos trabajadores los puedan llevar a cabo, sino al fracaso como país. La crisis no solo no habrá terminado, sino que se agravará y provocará consecuencias hoy por hoy insospechadas. Los actores principales, gobierno y agentes sociales, ya pueden ponerse manos a la obra porque se avecina un otoño caliente, más incluso que este verano de los incendios. 

Publicado en:
http://www.lanzadigital.com/opinion/dicen-se-acabo-la-crisis/
http://www.clm24.es/opinion/casimiro-pastor/dicen-que-se-acabo-la-crisis/20170812092221169647.html
http://dclm.es/opiniones/3338/dicen-que-se-acabo-la-crisis

miércoles, 26 de julio de 2017

Rajoy y las situaciones complicadas


No tenía la intención de escribir sobre el primer presidente en ejercicio, declarando como testigo ante la Audiencia Nacional por la trama Gürtel (Correa, en alemán), la mayor trama de corrupción de la democracia, y no lo quería hacer porque ya hay suficientes artículos de información y de opinión al respecto, pero no me he podido resistir, aunque sean unas breves líneas.

Hay que recordar que, según nuestro ordenamiento jurídico, el testigo está obligado a decir la verdad, no como el imputado que puede mentir. Los “no recuerdo”, “no me consta”, etc., no son mentiras stricto sensu, porque es muy difícil demostrar su no veracidad. Suele ser un recurso muy utilizado en este tipo de declaraciones por quienes no tienen intención de aclarar mucho.

La auténtica victoria de quienes consiguieron que Mariano Rajoy fuera a declarar a la Audiencia Nacional, aunque solo sea como testigo, ha sido transmitir a la ciudadanía a través de las preguntas de los letrados, el lío de la Gürtel. Ya da lo mismo que los diferentes medios de comunicación nos digan quién ganó el partido (en términos futbolísticos) según su tendencia, pues estamos mejor informados.

Ahora, unos piden la comparecencia de Rajoy en sede parlamentaria para dar explicaciones y otros piden directamente su dimisión. Sea como fuere, habrá que estar a cómo se ve esto en el extranjero, si afecta a la ¨Marca España”, si afectará a la Prima de Riesgo, al IBEX-35, etc. Habrá que preguntarse si no ha sido este un punto de inflexión en la carrera del presidente del gobierno, quien siempre parece salir indemne de situaciones que otros ven más complicadas que él mismo. 

Publicado en:
http://www.lanzadigital.com/opinion/rajoy-las-situaciones-complicadas/
http://www.clm24.es/opinion/casimiro-pastor/rajoy-situaciones-complicadas/20170727080804167824.html
http://www.dclm.es/opiniones/3320/rajoy-y-las-situaciones-complicadas

Artículos posteriores relacionados:
http://www.elplural.com/politica/2017/07/27/los-medios-internacionales-destacan-la-turbia-imagen-de-rajoy-tras-declarar-ante#
http://www.radiocable.com/nm-testimonio-rajoy-sin-precedentes382.html

lunes, 3 de julio de 2017

Violencia en América Latina


Con 23.000 víctimas el año pasado, México es el país con más muertes violentas del mundo después de Siria, según el informe anual del británico Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS), publicado el pasado mes de mayo. Solo en ese mes, se cifran en más de 2.100 los asesinados, debido a la guerra del narcotráfico, repuntada a raíz de la detención y extradición a los EE.UU. del “chapo” Guzmán. Aunque después se hagan matizaciones sobre el número de muertos por parte del IISS, debido a las quejas del gobierno mexicano, la cifra dada en mayo sigue siendo la válida.

Otros informes, como el Índice de Criminalidad 2016 de la consultora británica Verisk Maplecroft, sitúan a Guatemala antes que a México en cuanto a país más arriesgado. El citado informe analiza el riesgo para la población civil, los negocios y la economía en 198 países del mundo. Instituciones políticas débiles, tráfico de drogas, secuestros, extorsiones, robos, policía y fuerzas de seguridad ineficaces, hacen una mezcla letal para la población. Latinoamérica tiene 6 de los 13 países del mundo clasificados como de riesgo extremo, siendo en su conjunto la región de mayor riesgo del mundo. Dichos países son los siguientes: Guatemala (2º), México (3º), Honduras (6º), Venezuela (7º), El Salvador (8º) y Colombia (12º).

De toda esa zona solo un país, Venezuela, goza en España de cabeceras en los informativos de TV y de portadas en los periódicos, mientras que los demás países de esa área conflictiva parecen no existir, informativamente hablando. No se entiende que estemos aquí tan poco informados sobre lo que sucede en el conjunto de esa región hermana y, en cambio, lo estemos hasta la extenuación sobre un solo país. Habremos de preguntarnos qué intereses ocultos puede haber tras ese filtro informativo, aunque seguro que el inteligente lector ya tiene sus propias conclusiones.

Publicado en:
http://www.lanzadigital.com/opinion/violencia-america-latina/
http://www.clm24.es/opinion/casimiro-pastor/violencia-america-latina/20170704080611164828.html
http://dclm.es/opiniones/3282/violencia-en-america-latina

Noticias posteriores relacionadas:
http://eleconomista.com.mx/sociedad/2017/07/03/mayoria-homicidios-mundo-suceden-america-latina

sábado, 1 de julio de 2017

Puigdemont, más cercano


La alcaldesa de La Carolina, la socialista Yolanda Reche, declaraba en el programa de RNE del día 1 de julio “No es un día cualquiera”, haberle llevado al presidente Puigdemont la partida de su abuela, nacida en aquella localidad jienense. He de confesar que me ha enternecido saber de sus raíces andaluzas. No por nada, sino porque lo hace más cercano; y no porque Cataluña esté alejada, sino porque es un reflejo de lo que es la sociedad catalana desde hace mucho tiempo. Hoy día con más mestizaje aún, dada la avalancha de personas de otros lugares del mundo.

La Cataluña de posguerra del siglo pasado se reconstruyó con la mano de obra procedente de Murcia, Andalucía, Galicia, Navarra y otras regiones españolas. Las personas procedentes de todos esos lugares encontraron en aquella región su nuevo hogar. Hubieron de adaptarse a aquellas costumbres, otras formas de entender la vida, el idioma que, aunque prohibido en esa época, era hablado en la intimidad y si se quería estar integrado en aquel lugar de acogida, había que aprenderlo. Los hijos o los nietos que les nacieron en Cataluña ya eran de allí y, en ocasiones, habían de demostrar serlo más que los de ocho apellidos catalanes.

Ahora bien, con independencia de apellidos o de las circunstancias personales de quienes pueblan Cataluña hoy en día, lo cierto es que comparten idiomas (catalán y castellano), sentimientos e intereses y quieren ser tenidos en cuenta, tal y como son. La cuerda se ha ido tensando con el ninguneo de Rajoy, quien suele dejar que los temas que no le gustan los resuelva (o no) el tiempo. A ese tiempo, Puigdemont le ha puesto fecha: el próximo día 1 de octubre. Ha proclamado de manera unilateral un Referéndum para que la gente, su gente, decida si quiere seguir integrada en el conjunto de España o se quiere separar.

De los políticos depende si quieren seguir teniendo cercano o no a Puigdemont. A lo mejor hay que ayudar a Rajoy a entender de qué va la ecuación de Cataluña en el conjunto de España. Hay mucho en juego y no conviene trivializar el asunto pues es muchísimo más lo que nos une que lo que nos separa. Hay un maravilloso mestizaje de apellidos y procedencias en todo el país y cada vez más; solo tenemos que respetarnos y avanzar en construir y aprovechar las sinergias propias de quienes se entienden.  

Publicado en:
http://www.lanzadigital.com/opinion/puigedemont-mas-cercano/
http://dclm.es/shh.php?id=3896

http://www.clm24.es/opinion/casimiro-pastor/puigdemont-mas-cercano/20170702092657164589.html
http://imasinformacion.es/not/20570/puigdemont-mas-cercano/

lunes, 26 de junio de 2017

¿Ola de calor o cambio climático?



Hasta ahora la mayoría de los medios nos han estado hablando de la persistente ola de calor en la que estamos inmersos: ola de calor procedente de África, altas presiones, etc. Sería algo parecido a estar sometidos al albur de los elementos, como la Escuadra Invencible enviada por Felipe II a combatir contra los ingleses. Es evidente que no es lo mismo hablar de ola de calor que de cambio climático. Y no es igual porque si se trata de cambio climático, entonces es política; es decir, que no se están haciendo los deberes por parte de los poderes públicos para evitar llevarnos a ese callejón sin salida que supone el calentamiento del planeta, el agujero de la capa de ozono, veranos cada vez más largos, secos y calurosos, pantanos casi vacíos… Todo ello de manera exponencial, en una espiral sin término cada vez más destructiva.

Mucha gente se pregunta por qué parece de derechas estar contra las medidas anti cambio climático y ser de izquierdas estar más por las políticas medioambientales, cuando todos respiramos el mismo aire. La razón de las primeras puede estar en una miopía del beneficio rápido: algunas grandes empresas creen ganar más si evitan poner, por ejemplo, los filtros adecuados anti contaminación en las chimeneas de las producciones industriales y las centrales eléctricas alimentadas con derivados del petróleo; no se dan facilidades (en España) para la producción de electricidad con energías renovables; Donald Trump se ha echado atrás de los acuerdos de París que firmó Obama (acuerdos que España sí mantiene). En cambio, las izquierdas apuestan por un mayor control de la contaminación, porque los motores de los vehículos cumplan con los acuerdos medioambientales, por los acuerdos internacionales en materia de medioambiente (que España también apoya). Si evaluamos solo en términos económicos el coste de la contaminación, por ejemplo, es infinitamente más caro no tomar las medidas adecuadas. Según la Agencia Europea del Medioambiente (AEMA) se estima en casi 1.000 millones al año las pérdidas económicas relacionadas con el clima en España.

Los expertos vaticinan que en nuestro país se sufrirá más con el cambio climático, cambio en el que ya nos encontramos inmersos, con graves problemas para la salud humana y para la flora y la fauna. Aparecerán enfermedades que se creían como muy próximas en el continente africano, como la malaria; ya tenemos enfermedades de las vías respiratorias y diversos tipos de cáncer, relacionados con el cambio climático; ya están desapareciendo las abejas en algunas zonas, uno de los temores, lo que altera gravemente la cadena ecológica; los incendios se incrementan de manera notoria, como hemos visto esta primavera y podremos contemplar, por desgracia, este mismo verano… Seguro que algo, mejor dicho bastante, podrán hacer los poderes públicos en materia de prevención, si se ponen a ello. Esperemos que no dependa solo de unas elecciones y se pongan todos a hacer los deberes.

Publicado en:
http://www.lanzadigital.com/opinion/ola-calor-cambio-climatico/
http://dclm.es/noticia.php?id=54143
http://www.clm24.es/opinion/casimiro-pastor/ola-calor-cambio-climatico/20170627081303163947.html
http://imasinformacion.es/not/20511/-ola-de-calor-o-cambio-climatico-/

Artículos posteriores relacionados:
http://elpais.com/elpais/2017/06/26/ciencia/1498485505_330805.html
http://m.publico.es/sociedad/2005081/la-contaminacion-se-redujo-en-2016-pero-aun-afecta-a-uno-de-cada-tres-espanoles
http://www.europapress.es/internacional/noticia-roma-afronta-posible-racionamiento-agua-debido-sequia-20170723175257.html


viernes, 2 de junio de 2017

Trump contra Trump


Como diría un castizo, cada vez que habla Trump sube el pan dos pesetas. Recuerdo su campaña electoral frente a Hilary Clinton, a quien eligieron en primarias en el partido Demócrata para enfrentarse al candidato Republicano. Nadie apostaba mucho por la victoria de Trump, primero en su propio partido, y luego en las elecciones. Cuando ganó contra pronóstico, muchos opinaban que sus promesas electorales eran una barbaridad y que no las aplicaría. Pero ahí está, aplicando su programa electoral punto por punto; a lo mejor porque no es un político al uso. Su reciente viaje por esta parte del mundo, visita al Vaticano incluida, ha sido todo lo contrario a lo que recomiendan en primer curso de la carrera diplomática.

Acaba de anunciar que se retira, EE.UU. se retira, del acuerdo firmado en París por 195 países el 12 de diciembre de 2015. Dicho acuerdo establece un calendario para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. La aplicabilidad sería para 2020, al finalizar la vigencia del protocolo de Kioto. Hay que recordar que el acuerdo de París fue de mínimos para conseguir que firmasen todos los países asistentes, para converger en un punto en el que sobre todo los países más contaminantes (EE.UU. es el segundo) no se sintiesen perjudicados en sus intereses económicos. Es natural que la mayoría de los países que suscribieron el acuerdo se sientan no solo sorprendidos, sino defraudados. Al menos China, primer contaminante, sigue y se reafirma en el acuerdo de París.

El tema no es baladí. Incluso Rajoy, quien en su momento habló de las opiniones de su primo de Sevilla (¿recuerdan?) para alejarse de las preocupaciones por el cambio climático, se ha reafirmado en el acuerdo de París; es decir, se ha distanciado de su aliado del otro lado del Atlántico para permanecer unido al club en un asunto tan preocupante como este. El flamante presidente francés, Emmanuel Macron, ha emulado al propio Trump con la frase “hacer grande de nuevo al planeta”, y no solo a los Estados Unidos, como proclama Trump en una parodia de patriotismo de cómic.

Recuerdo un programa de televisión, hablando del cambio climático, en donde hacían una recreación de la subida del nivel del mar que provocaba la inmersión de la Manga del mar Menor. Un pobre hombre intervino para comentar que no le preocupaba porque él vivía en el piso once. Una impresión similar me produce la retirada de Trump del acuerdo de París; algo así como la orquesta del Titanic tocando para que siguieran bailando los pasajeros de primera, mientras el barco se hundía. Por eso, no es que vaya contra el planeta solamente, es que va Trump contra Trump.

Publicado en:


http://dclm.es/noticia.php?id=53485
http://www.clm24.es/opinion/casimiro-pastor/trump-contra-trump/20170603085813160997.html
http://www.lanzadigital.com/opinion/trump-contra-trump/
http://imasinformacion.es/not/20367/trump-contra-trump/

sábado, 20 de mayo de 2017

El significado de las palabras

Me llama la atención la cantidad de palabras que expresamos diariamente para definir aspectos de nuestra vida, sin percatarnos de la carga ideológica que a veces conllevan. Porque hemos de ser conscientes de que detrás del lenguaje que consideramos normal cada uno de nosotros, está nuestra historia, nuestra manera de entender el mundo, nuestra ideología…

Estoy leyendo o escuchando estos días neologismos como “postverdad” o mentira emotiva, en la que los hechos objetivos tienen menos importancia que las emociones. Algo que aparenta ser verdad y es más importante que la propia verdad. Los que más utilizan hoy este arte son determinados políticos, más aún los nacionalistas (periféricos y centralistas, que de todos hay, y los unos “ayudan” a la existencia de los otros).

Göbels, el jefe de la propaganda nazi, decía que una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad. Recuérdese que los nazis fueron unos maestros en el camuflaje del significado de las palabras: a los campos de exterminio los llamaban “campos familiares”, supongo que era porque metían allí a familias enteras. Y para más recochineo, en la puerta del campo ponían un letrero en semicírculo que decía: “Arbeit macht frei”, o sea, el trabajo te hace libre.

El otro día escuchaba a un político hablar del “mercado de trabajo”, en lugar de decir el mundo laboral; de los “recursos humanos”, en lugar de hablar de los empleados… Detrás de estas dos sencillas expresiones hay toda una carga ideológica. Es decir, si definimos el empleo como un “mercado”, si definimos a las personas que trabajan en una empresa como un “recurso”, igual que las mercaderías o las finanzas, estamos “cosificando” a los trabajadores, a los seres humanos. ¿Cuál es el resultado?, pues que al ser cosas, no nos cuesta aprovecharnos de ellas, explotarlas.

Ya nos hemos acostumbrado a entender al gobierno cuando informa de que va a efectuar unos “ajustes”; todo el mundo entiende que se refiere a “recortes”. Como cuando declaró que iba a actualizar las pensiones y que tuvieran siempre incremento. En efecto, las desligó del IPC. Es decir, antes se actualizaban en función del incremento de precios al consumo (IPC) y ahora ya no; suben, pero solo un 0,25% anual. Los precios del mes de abril, por ejemplo, subieron diez veces más que el incremento de las pensiones para todo el año.

En conclusión, hay mucha “postverdad” en algunas manifestaciones de nuestros gobernantes, en determinadas relaciones contractuales, en parte del lenguaje político… Pero lo bueno es que nos demos cuenta y no se crean que nos la dan con queso. 

Publicado en:
http://www.dclm.es/noticia.php?id=53118
http://www.lanzadigital.com/opinion/significado-las-palabras/
http://www.clm24.es/opinion/casimiro-pastor/el-significado-de-las-palabras/20170521100521159310.html
http://imasinformacion.es/not/20303/el-significado-de-las-palabras/







domingo, 14 de mayo de 2017

Opiniones


"Que dos y dos sean necesariamente cuatro, es una opinión que muchos compartimos. Pero si alguien sinceramente piensa otra cosa, que lo diga. Aquí no nos asombramos de nada." Antonio Machado.

Por las redes sociales circula un dibujo con dos individuos situados uno frente al otro, mirando al suelo donde hay escrito un número. Uno exclama 69 y el otro, 96. El lector concluye que ambos llevan razón, cada uno desde su “punto de vista”. Un ejemplo: podemos estar viendo un partido de fútbol en el mismo local, en el mismo canal de TV, en la misma tele, y quien es de un equipo ve una falta que el del otro equipo no ve o viceversa.

Estos días, asistimos atónitos al espectáculo de (presuntas) corrupciones, con expresidentes regionales, alguno en la cárcel, investigados o imputados; con el fiscal jefe anticorrupción, el fiscal general del Estado y algún alto cargo del ministerio del Interior viéndose obligados a desmentir públicamente “malentendidos”… La sensación de ser esto tan solo la punta del iceberg se hace cada día más evidente, mientras se pone en cuestión si la división de poderes es real o solo sobre el papel.

Lo sorprendente es que aun así, según las encuestas, el PP siga siendo el preferido por la mayoría del electorado. Cualquiera lo puede comprobar al contrastar opiniones en sus círculos con los votantes de este partido. Esta actitud sería objeto de un estudio sociológico en cualquiera de las más prestigiosas universidades del mundo, y me aventuraría a predecir su probabilidad futura.

Si, a la luz de los acontecimientos, cualquiera se atreve a intentar razonar con los votantes del partido en el gobierno sobre la fidelidad de su voto, se encontrará con un auténtico frontón; por lo que se acaba concluyendo que es mejor dejarlo. Dice un amigo mío que no siempre se calla para guardar silencio, sino para mantener la paz, pues estar en paz es mejor que tener razón. Y así seguimos, y así nos va.

Publicado en:
http://www.dclm.es/shh.php?id=3757
http://www.clm24.es/opinion/casimiro-pastor/opiniones/20170515080045158485.html
http://www.lanzadigital.com/news/show/opinion/opiniones/115695
http://imasinformacion.es/not/20270/opiniones/

sábado, 6 de mayo de 2017

Las primarias, pros y contras


Se estima en tan solo un 3% de la población las personas afiliadas a algún partido político en nuestro país. Un porcentaje menor de éstas son las que influyen por lo general en quién toma el mando del partido y muy pocos deciden quién va en las listas en los diferentes ámbitos locales, autonómicos o nacional. Luego, cuando llegan las elecciones, es la población con derecho a voto quien elige lo que le parece mejor.

El PSOE está ahora inmerso en un proceso de primarias para que sus militantes (y solo ellos) decidan quién de los tres aspirantes se hace con el mando, el próximo día 21 de mayo. Este sistema interno de elección del secretario o secretaria general, que sobre el papel tiene las garantías de democracia interna, está siendo un auténtico calvario para este partido, no ya solo en el ámbito interno, sino ante la opinión pública y, lo que es peor, ante sus rivales.

Mis amigos votantes del PP dicen que su candidata es Susana Díaz, mis amigos votantes de Podemos dicen que su candidato es Pedro Sánchez; pero cuando les preguntas si votarían al PSOE en caso de salir elegido su candidato, confirman que no. Entonces, ¿qué interés tienen? Se está dando el caso, no demostrable, de personas votantes de otros partidos (a los que seguirán votando) que se han afiliado recientemente al PSOE con el único objeto de participar en las primarias en pro de “su” candidato.

La diferencia en algo más de 6.000 avales en favor de Susana Díaz, seguida de Pedro Sánchez, da idea de lo reñida que está la carrera en los puestos de cabeza, puestos de los que queda algo alejado Patxi López. Los seguidores de los primeros están tan enfrentados entre sí que éste último afirma con rotundidad que él es el único que puede unir al partido. La pregunta es si el día 22 de mayo defenderán las siglas del partido con la misma energía que lo hacen en pro de su candidato o candidata, en caso de no ganar su opción.

La democracia es buena, las elecciones son buenas, la democracia interna de los partidos es genial. Pero tal como se ve en el encono de unos contra otros, compañeros del mismo partido, dando cuartos al pregonero en las redes sociales, uno se pregunta si este sistema es el mejor y si no van a quedar demasiadas heridas abiertas sobre las que ya están desde aquel fatídico día 1 de octubre de 2016. Ya veremos.

Publicado en:
http://www.dclm.es/shh.php?id=3733
http://www.clm24.es/opinion/casimiro-pastor/primarias-pros-contras/20170507092959157460.html
Lanza de Ciudad Real, edición en papel, pág. 22 de opinión. 07-05-2017
http://imasinformacion.es/not/20239/las-primarias-pros-y-contras/




viernes, 21 de abril de 2017

El AVE, XXV aniversario


A finales de los años 80, cuando se estaban planificando las obras del AVE Madrid-Sevilla, gracias a la labor de algunos prohombres de esta Comunidad, entre los que cabe citar a José María Barreda, Lorenzo Selas, Ramón Fernández Espinosa o Escolástico González, convencieron al entonces ministro del ramo, José Barrionuevo, para que el abandono histórico de esta tierra fuera algo del pasado, y el AVE no solo pasara, sino que parara en Puertollano y en Ciudad Real (lástima que no lo hiciera por entonces también en Toledo). El tiempo demostró que aquellos hombres tenían razón, pues al poco tiempo el tramo de Puertollano a Madrid se convirtió en el más rentable.

Cuando en abril de 1992 comenzó el funcionamiento de la línea del AVE Sevilla-Madrid y luego de los “Lanzadera” Puertollano-Ciudad Real-Madrid, el cambio a mejor fue espectacular. En cincuenta minutos se hacía el trayecto de Ciudad Real a Madrid, y en doce minutos más desde Puertollano, lo que suponía el ahorro de dos tercios del tiempo que se tardaba hasta entonces. Todo ello en unos trenes con unas prestaciones sin precedentes en España. Y nos acostumbramos enseguida. La mentalidad viajera ha cambiado por completo y el AVE permite trabajar en Madrid y dormir en Ciudad Real o viceversa, por ejemplo, pues la medida de la distancia ya no se hace por kilómetros, sino por tiempo de desplazamiento.

España es hoy el segundo país del mundo, después de China, con más kilómetros de líneas de alta velocidad y Castilla-La Mancha, la única región española con todas las capitales con estación de AVE. Nuestro país es hoy puntero en la tecnología de la alta velocidad, como se demuestra en los concursos internacionales. Fue buena aquella apuesta del gobierno de Felipe González para la Expo de Sevilla. Enhorabuena a todos por este vigésimo quinto aniversario.

Publicado en:
http://dclm.es/noticia.php?id=52250
http://www.clm24.es/opinion/casimiro-pastor/el-ave-xxv-aniversario/20170422090241155650.html

Lanza, edición en papel, pág. 29 de opinión. 22-04-2017.
http://imasinformacion.es/not/20157/el-ave-xxv-aniversario/

jueves, 6 de abril de 2017

Apolíticos


“El precio de desentenderse de la política es ser gobernado por los peores hombres”. Platón.

Me sigue sorprendiendo encontrarme todavía con personas que dicen sin ruborizarse ser apolíticos. Esto era algo que se solía decir en tiempos de la dictadura para no meterse en líos, porque entonces sólo había una política posible y no se le llamaba así, era “El Movimiento”. Todos los demás, o decían ser apolíticos o estaban agrupados en contra del Régimen. Eso es lo que había.

Pero desde la vuelta a la democracia, en la segunda mitad de los años setenta del siglo pasado, participar, hablar, pensar en política no solo está permitido, sino que hasta es saludable. Porque política es casi todo: que se limpien y se arreglen las calles, que se ponga un semáforo, que se construyan hospitales, centros formativos, carreteras, autovías, que se atienda a los ciudadanos… Ahora que se ha presentado el proyecto de los PGE al parlamento, Castilla-La Mancha ha sufrido un recorte del 37% con respecto al año pasado y esto es política. Recortes, que en el caso de Ciudad Real suponen la provisión de cantidades ridículas para la autovía Ciudad Real - Toledo, para la pasarela de la capital con Miguelturra o para el arreglo de la N-430, tan necesario para evitar más accidentes.

Por eso decía Winston Churchill que “a los que no les interesa la política les gobiernan otros a los que sí les interesa.” De todas maneras, apolíticos de verdad entre aquellos que dicen serlo habrá pocos en nuestra sociedad, porque luego cuando van a la urna depositan su voto normalmente a partidos situados a la derecha del espectro político, y están en su perfecto derecho. Quizá su apoliticidad sea más bien una pose o un no tener ganas de debatir con quien piensa de manera diferente a ellos, quién sabe.

Publicado en:
http://www.clm24.es/opinion/casimiro-pastor/apoliticos/20170407084642154159.html
http://imasinformacion.es/not/20061/apoliticos/
http://dclm.es/shh.php?id=3659
http://www.lanzadigital.com/news/show/opinion/apoliticos/114243

sábado, 1 de abril de 2017

Salidas, controversia europea


La invocación formal del artículo 50 del Tratado de la Unión Europea por parte del Reino Unido, el pasado 29 de marzo, ha puesto en marcha el mecanismo del “Brexit”, acrónimo de salida de Gran Bretaña. Lo que empezó siendo una disputa interna entre el entonces primer ministro del Reino Unido, David Cameron, y otro miembro de su partido, terminó con la convocatoria de un referéndum para dilucidar si seguir o marcharse de la UE, cuya permanencia defendió Cameron hasta el final. Acabó perdiéndolo por la mínima, provocando su dimisión y, curiosamente, la de aquellos que defendieron la salida.

El origen del “Brexit” me hace recordar la letra de una canción, precisamente inglesa, que reza así: “Por un clavo se perdió una herradura, por una herradura se perdió un caballo, por un caballo se perdió una batalla y por una batalla se perdió el Reino.”  Y es que los referendos, como las armas, los carga el diablo. Aquellos que los convocan siempre lo hacen para ganarlos, pero luego puede pasar cualquier cosa, y pasa. A ver dónde se para la secuencia de la canción que comienza con la pérdida de un clavo.

Ahora ya está servido el lío. Es algo que no había sucedido nunca y no hay experiencia alguna para esta situación. Seguro que muchos de los votantes a favor de la salida, si hubieran sabido tan solo parte de las consecuencias, no lo habrían hecho. Se habla de más de sesenta mil millones de euros lo que tendrá que pagar el Reino Unido por la separación. Es decir, se ha pasado del “Europa nos roba” a la previsión de este coste. También para el resto de Europa será costoso y no solo en términos económicos. Además, saldrán perjudicados tanto los europeos que viven en el Reino unido, como los británicos que viven en otros países europeos.

Pero hay otro problema añadido: Escocia, a cuyos votantes en el referéndum de independencia, celebrado en su día, se les dijo que si se salían quedarían fuera de la UE,  ahora se sienten engañados, pues quien se ha salido es el conjunto del Reino Unido y piden un nuevo referéndum para separarse y seguir en la Unión Europea. Y finalmente, por si faltara algo, los partidos populistas de los próximos países con elecciones generales están por la salida y ruptura con la Unión Europea, aplaudidos por la administración Trump. Ya pasó el susto de Holanda, pero queda Francia, el próximo día 23 de abril, Alemania e Italia. La controversia está servida.

Publicado en:
http://www.clm24.es/opinion/casimiro-pastor/salidas-controversia-europea/20170401090314153410.html
http://dclm.es/shh.php?id=3645
http://casimiropastor.blogspot.com.es/2017/04/salidas-controversia-europea.html?m=1
Lanza de Ciudad Real, edición en papel, pág 32 de opinión. 02-04-2017
http://imasinformacion.es/not/20011/salidas-controversia-europea/




miércoles, 22 de marzo de 2017

Dos candidatos y una candidata


El próximo domingo, día 26 de marzo, serán por fin dos candidatos y una candidata a la secretaría general del PSOE, tras la esperada presentación de la candidatura de Susana Díaz en Madrid. Patxi López fue el primero en presentar su candidatura, el pasado 15 de enero; días más tarde, confirmó también su candidatura en Dos Hermanas (Sevilla) el anteriormente dimitido, Pedro Sánchez y, por fin, lo hará también la presidenta de Andalucía y secretaria general del PSOE-A, el próximo domingo. En el bien entendido de que todos son precandidatos hasta que comience oficialmente la campaña.

El proceso, como la mujer del César, no solo debe ser decente (limpio) sino parecerlo. Arduo trabajo el de la Gestora, quien no debe de mezclar churras con merinas, como decimos en La Mancha; es decir, no debe de haber personas que perteneciendo a la Gestora entren en campaña con ningún candidato. Parece tan evidente que cuesta pensar que se pudiera producir. Limpieza y transparencia. El PSOE tiene ahora una buena oportunidad para demostrar a toda la sociedad que de los errores se aprende y que la democracia se ejerce de dentro hacia afuera.

Ahora bien, las primarias como las armas las carga el diablo. Una cosa es el deseo de democracia interna, de limpieza y de unidad y otra, lo que al final resulte. La altura de miras que hubo en otras épocas está por ver si en la actualidad se va a cumplir. Está por ver si está por encima de todo el Partido y la Sociedad o al revés, tanto monta, o priman los personalismos. Está por ver si, cumplida la limpieza, los candidatos no triunfadores aceptarán de manera democrática el resultado. Incluso, dependiendo de quienes no ganen, está por ver si todos seguirían bajo las mismas siglas, me atrevería a decir.

Lo que está claro es que cada militante tendrá un voto con el mismo peso específico que el de cualquiera de los demás, que solo podrán votar las personas que estén censadas y que, como el valor en la mili, se les supone demócratas y aceptarán el resultado. En el bien entendido de que quien resulte ganador o ganadora, tendrá como primera labor la cohesión del Partido, la integración y el aprovechamiento de tanta valía interna. También, y no menos importante, debe mantener activo las 24 horas el teléfono rojo con la militancia.

Y por último, a la hora de votar, la militancia debe de tener en cuenta no solo la valía  intrínseca del candidato o candidata, sino también su proyección social de cara a las próximas elecciones generales, para llegar a La Moncloa. Esa debería ser la carta de navegación si se quiere pilotar la nao mirando hacia adelante desde el puente de mando, manejando con suavidad el timón, con ilusión, motivación y altura de miras. Lo está necesitando esta sufrida sociedad.

Publicado en:
http://www.dclm.es/noticia.php?id=51470
Lanza de Ciudad Real, edición en papel, páginas de opinión. 23-03-2017
http://www.clm24.es/opinion/casimiro-pastor/candidatos-candidata/20170323084307152215.html


domingo, 19 de marzo de 2017

Día internacional de la felicidad


Las Naciones Unidas decidieron en 2012 establecer el 20 de marzo como día internacional de la felicidad, cuya celebración comenzó al año siguiente. Ahora bien, ¿qué entendemos por felicidad? Desde que Aristóteles acuñara la frase “todos los seres humanos aspiran a la felicidad”, que publica en su Ética, hasta la definición de felicidad de Gandhi, “es la armonía entre lo que se dice, se piensa y se actúa”, hay todo un mundo. Se dice que quienes persiguen la felicidad nunca la alcanzan porque la felicidad no está en el “tener”, sino que está en nuestro interior, en el “ser”. Así, la felicidad es una actitud personal frente a la vida.

El pasado día 17 de marzo acaba de salir el más reciente informe sobre la felicidad, que elabora la ONU, y en él se refleja que España ocupa el puesto 37 de un total de 156 países analizados sobre su percepción de la felicidad, con una puntuación de 6,3 sobre 10, siendo Dinamarca (7,5 puntos) el primero y Burundi (2,9 puntos) el último. Entre los indicadores para medir la felicidad en esta investigación están: la renta per cápita, el sistema político, los recursos, la corrupción, la educación y el sistema sanitario. España, junto con Italia (puesto 50), Portugal (94) y Grecia (99), es de los países de la UE que se consideran menos felices. En cuanto al mundo, los países menos felices son, junto con Burundi, Siria, que acaba de cumplir seis años de guerra, Benin, Afganistán y  Togo. Y los más felices, además de Dinamarca, Suiza, Islandia, Noruega, Finlandia, Canadá, Holanda, Nueva Zelanda, Australia y Suecia.

El estudio se basa más bien en factores exógenos, en apreciaciones de los entrevistados sobre las preguntas que se les hacen para poder cuantificar las respuestas. Naturalmente, otras preguntas darían probablemente unas apreciaciones diferentes y, por lo tanto, puntuaciones también distintas. Porque, por ejemplo, hace unos años los antropólogos detectaron que en algunas tribus africanas y en otras poblaciones situadas en zonas pobres del sur de México, las personas que allí vivían  se sentían felices, sin poseer casi nada según nuestros parámetros. Esto viene a dar la razón a la aseveración del principio de que la felicidad está en el ser y no en el tener o, como han mantenido los místicos desde siempre, para alcanzar la felicidad has de recorrer un largo camino que empieza en ti mismo y acaba cuando te encuentras a ti mismo. 

Publicado en:
http://www.clm24.es/opinion/casimiro-pastor/dia-internacional-felicidad/20170319093630151696.html
http://dclm.es/noticia.php?id=51359. http://www.dclm.es/opiniones.php?id=3062
Lanza de Ciudad Real, edición en papel Pág 40 de opinión. 20-03-2016
http://imasinformacion.es/not/19913/dia-internacional-de-la-felicidad/
http://www.lanzadigital.com/news/show/opinion/dia-internacional-de-la-felicidad/113418

domingo, 12 de marzo de 2017

Los otros


La más reciente encuesta de Metroscopia ha puesto de manifiesto que el electorado da por amortizada la corrupción, aunque pase una pequeñita factura en intención de voto, pues el PP sigue siendo el partido que ganaría las elecciones, de celebrarse hoy. Las encuestas vuelven a dar por válido el “sorpasso” de Podemos al PSOE, como ya sucediera en anteriores elecciones, y que luego los electores se empeñaron en contradecir al ir a las urnas.

Una persona medianamente informada, es decir, quien no se conforme con lo que lea o escuche en los medios habituales, sino que indague por su cuenta, aprovechando el caudal de información que ofrecen las redes sociales, puede plantearse cómo debe de estar el personal para agarrarse así a ese clavo ardiendo que representa el PP. Puede analizar si en Podemos resolvieron de verdad sus diferencias en Vistalegre II o el equipo que no ganó estudia otras alternativas, incluso fuera de esas siglas.

 La gente también puede estar percibiendo que Ciudadanos ladra pero no muerde. Incluso puede notar cierto ninguneo del PP para con el partido de Albert Rivera, sin que ello le ponga en mayores aprietos. Bueno, la encuesta le favorece en casi el poquito que le quita al PP, pero ya está. Con esos mimbres ya pueden mejorar su comunicación si quieren no ser percibidos como la marca blanca del partido de Rajoy, como sucedió en anteriores elecciones.

Y finalmente el PSOE, partido en la UCI desde la forzada dimisión del último secretario general, Pedro Sánchez, el pasado 1 de octubre de 2016. Con unas primarias previstas para mayo, para las que a día de hoy hay dos candidatos y una candidata, aún sin confirmar formalmente. Con un Congreso que se estima para junio, de cuyo resultado dependen tantas cosas… ¿Cómo se puede pretender que perciba hoy la ciudadanía a este partido como alternativa de gobierno, por muchas encuestas que se hagan previas a todo ese proceso?

Así pues, Rajoy puede ser dibujado de nuevo por los humoristas, recostado en un sillón fumándose un puro. Puede esperar tranquilamente a que las gambas se peleen vivas en las cajas y que luego le sirvan las que han ganado. Puede amenazar con convocar elecciones si no le aprueban los presupuestos. Puede cenar en Versalles (Francia), siendo uno de los cuatro grandes de Europa y el más seguro en su puesto, aunque no sepa ni papa de inglés, ¿qué más le da? Si sigue ahí y según la encuesta parece que seguiría, da qué pensar sobre cómo percibe el electorado hoy en día a “los otros”. 

Publicado en:
http://www.dclm.es/noticia.php?id=51174
http://www.clm24.es/opinion/casimiro-pastor/otros/20170313084122150862.html
http://www.lanzadigital.com/news/show/opinion/los-otros/113102
http://imasinformacion.es/not/19864/los-otros/
Lanza de Ciudad Real, edición en papel. Páginas de Opinión, 14-03-2017

miércoles, 1 de marzo de 2017

Los ilusionistas y el escamoteo


Desde niño me han encantado los ilusionistas, pero siempre me ha gustado intentar descubrir el escamoteo; es decir, cómo te distraen con algún gesto para que fijes ahí la atención mientras con la otra mano efectúan el truco con destreza y rapidez. Asistimos con inusitada frecuencia a todo tipo de escamoteos en la vida diaria, y las noticias que priorizan las agencias no escapan a esa tentación. Visten con una enorme importancia, por ejemplo, el autobús tránsfobo que circula por Madrid y que luego lo hará por Valencia y Barcelona o la “drag queen” en el carnaval de Las Palmas, que simula una coronación de la Virgen. En el primer caso, han logrado poner de acuerdo a todos los partidos en su contra y, en el segundo, el obispo de las Palmas ha declarado lamentar tanto o más esa blasfemia que las propias víctimas del accidente de Spanair y ha convocado a una misa en desagravio.

Una vez servida la polémica, se dedican ríos de tinta y tertulias televisivas y de radio a ambos temas, que utilizo como ejemplo reciente, pero que los hay todas las semanas. Mientras se habla de esto, o de si fue penalti o no contra el Villarreal en su último enfrentamiento con el Real Madrid en el estadio La Cerámica, se van olvidando los temas judiciales más polémicos que se han producido estos días: la absolución de la Infanta, el no ingreso en prisión del condenado Urdangarín, de momento; el tampoco ingreso en prisión de los condenados Rato y Blesa, de momento, o el rescate bancario aún sin recuperar, con la corrupción como fondo de pantalla.

Se deja muy en segundo plano a las mujeres en huelga de hambre en la Puerta del Sol madrileña para conseguir visualizar a las víctimas de la violencia machista. Se pasa de puntillas sobre los asesinatos de mujeres que, como un goteo macabro, golpean con persistencia la conciencia colectiva. Ni se habla del desparpajo con el que Rajoy ha vaciado la bolsa de las pensiones, que Zapatero dejó en 67.000 millones de euros, ni tampoco de cómo piensa el gobierno hacer frente al pago de las obligaciones del Estado para con sus pensionistas. Tampoco se menciona el endeudamiento de España, en más de 220 millones de euros al día desde que gobierna Rajoy, además de los recortes. Para qué hablar de la pobreza energética, de la mayor tasa de desempleo juvenil jamás alcanzada, de los pobres aun con empleo, de los españoles que se tuvieron que ir, del drama de los refugiados… Hacen que parezca más importante hablar de las declaraciones de Homs o Mas sobre su farol secesionista que de los problemas reales de la gente de Cataluña, una región en bancarrota, que difieren poco de los de cualquier otro ciudadano del país.

Tratemos de fijarnos “en la otra mano” y nunca más nos podrán escamotear el truco. Hoy, con Internet al alcance de todos, tenemos muchas posibilidades para evitar caer en el engaño. Seamos libres en nuestra opinión pues podemos informarnos bien y, por tanto, podremos ser críticos con esos "ilusionistas" de tres al cuarto.


Publicado en:
http://www.lanzadigital.com/news/show/opinion/los-ilusionistas-y-el-escamoteo/112486
http://www.clm24.es/opinion/casimiro-pastor/ilusionistas-escamoteo/20170302084416149319.html
http://dclm.es/shh.php?id=3573

miércoles, 22 de febrero de 2017

Pedro Sánchez, de izquierdas


El documento político, presentado por Pedro Sánchez en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, que recoge su ideario para un renovado PSOE y para un país diferente, parece referirse a una redefinición no solo del partido, sino de la izquierda y del conjunto de la sociedad. Una izquierda con capacidad de gobierno y, sobre todo, con capacidad de liderazgo para aglutinar a otras izquierdas, fijando como únicos adversarios a los neoliberales y a los conservadores, que encarna el PP.

En los informativos de TV pasaban una pregunta de los periodistas a los diputados en los pasillos del Congreso, mientras entraban al hemiciclo. Al preguntarle a la diputada Isabel Rodríguez si el PSOE iba a virar a la izquierda, respondió con evidencia que este partido siempre ha estado en la izquierda.

¿Qué significa hoy ser de izquierdas, estar a la izquierda? ¿Comparado con quién?, porque aquí cada quién parece arrogarse ser más pata negra que los demás, tanto entre diferentes partidos de izquierdas como dentro de cada partido. En el reciente congreso de Vistalegre 2, Podemos eligió la candidatura de Iglesias, contrapuesta a la de Errejón. En el PSOE, los partidarios de los dos candidatos a la secretaría general, Patxi López y Pedro Sánchez, más los de la previsible Susana Díaz, están enfrentados (más aún los de estos dos últimos) sobre quién representa mejor las esencias.

El único partido de los grandes, pendiente de Congreso es el PSOE, a expensas de lo que decida la Gestora. Gestora a la que dicen que se le aprecia un cierto nerviosismo, porque parece que hay unanimidad en evitar un posible liderazgo de Pedro Sánchez. Sin embargo, a éste se le va viendo con más posibilidades a medida que tanto él como los diputados y militantes que le ayudan, van celebrando cónclaves por todo el territorio nacional. Quizá por eso se haya oído un posible adelanto de las primarias y del Congreso pendiente.

Sea por la razón que sea, lo que es cierto es que cuanto antes se despeje la incertidumbre tanto mejor para este partido y, sin duda alguna, para el conjunto de la sociedad. Las incertidumbres, como las penas,  no son buenas y menos en política, porque al final nos afectan a todos. Los ingleses tienen una frase: “esperar y ver”. Pues eso, pero cuanto antes mejor.

Publicado en:
http://www.clm24.es/opinion/casimiro-pastor/pedro-sanchez-izquierdas/20170222083647148158.html
http://www.dclm.es/opiniones.php?id=3025
http://imasinformacion.es/not/19782/pedro-sanchez-de-izquierdas/

martes, 7 de febrero de 2017

Programas en el cajón



Hace unos días, el periodista Fernando Garea declaraba que los políticos son máquinas de ganar elecciones. Esto que en principio puede parecer una aseveración lapidaria, creo que se aproxima bastante a la realidad. Lo cierto es que si un partido hace el trabajo de crear un programa político, someterlo a debate en un congreso y presentarse a las siguientes elecciones, no es para otra cosa que para ganarlas y poder aplicar ese programa a la sociedad que lo votó. En caso de perder, se puede meter el programa en un cajón a dormir el sueño de los justos, o intentar desde la oposición influir en lo que pueda sobre el gobernante. Al no haber mayorías absolutas en esta legislatura sí se está pudiendo hacer.

Estos días se están celebrando los congresos de tres de los cuatro partidos mayoritarios en España: Ciudadanos, Podemos y PP. El del PSOE parece atisbarse en lontananza allá cuando la primavera esté dando sus últimos estertores. La Gestora, siguiendo los consejos de brillantes mentes pensantes, tal vez, puede creer que cuanto más se retrase el congreso, más calmadas irán las aguas y más alejado estará el “mal”. Pero, ¿cuál o quién es el mal?, ¿cuál o quién es el bien? Si alguien tiene un accidente, supongamos de automóvil, y es llevado al hospital con heridas abiertas, se las desinfectan y se las cierran con puntos con carácter de urgencia. No esperan meses antes de atenderlo. Perdón por la obviedad, pero permítaseme la metáfora.

Partidarios de los dos candidatos que se han postulado hasta ahora, Patxi López y Pedro Sánchez, están muy activos en las redes sociales, más los del segundo. Lo sorprendente es que todo el mundo da por hecho que Susana Díaz se presentará, pues ella está con su particular campaña, por si acaso decidiera presentarse. Suponiendo que al final fueran estos tres los candidatos a la secretaría general que se presentaran, la militancia elegirá entre ellos al líder del PSOE y candidato o candidata a la presidencia del gobierno por este partido. Y lo harán considerando quién creen que mejor representa los idearios del partido, no quién creen que pueda ser el más votado por la ciudadanía en general frente a los demás contendientes en la liza electoral.

Pongamos el ejemplo del país vecino. En el PS francés, Manuel Valls tenía visos de ser un duro rival para conquistar el Elíseo frente al resto de candidatos; pero sus compañeros han preferido a Benoît Hamon, quien creen que representa mejor los valores propios del partido, pero al que las encuestas dan más alejado de la victoria y lo colocan en tercera posición, de momento. Es probable que la segunda vuelta se dilucide entre derecha y extrema derecha, con el PS fuera de la competición por la presidencia de la república. Pero en el PS francés estarán satisfechos de su elección interna, de su candidato, y de su programa en el cajón. La solución, el próximo 23 de abril. 

Publicado en:
http://www.clm24.es/opinion/casimiro-pastor/programas-cajon/20170207084015146184.html
http://dclm.es/noticia.php?id=50272
http://www.lanzadigital.com/news/show/opinion/programas-en-el-cajon/111244
Lanza de Ciudad Real, Edición en papel, página 29. 08-02-2017
http://imasinformacion.es/not/19630/programas-en-el-cajon/

Artículos posteriores relacionados:
http://internacional.elpais.com/internacional/2017/04/23/actualidad/1492975409_262239.html

martes, 31 de enero de 2017

La banderita española


Con el título de esta crónica no pretendo traer a colación la canción del mismo nombre, interpretada por las bandas de música del ejército español desde hace muchos años. Tan solo quiero destacar un hecho que me llamó la atención el pasado domingo, con motivo del partido de fútbol televisado entre el Betis y el Barça, en el Benito Villamarín de Sevilla: al filo del descanso, las cámaras enfocaron hacia un grupo de aficionados del club sevillano. La mayoría lucía bufandas y otros abalorios propios del club, agitándolos al viento; por cierto, los colores béticos coinciden con los de la bandera autonómica andaluza. Un solo aficionado agitaba una banderita española, a modo de talismán, apuntando hacia un grupo de futbolistas del club catalán.

Me imagino a esos jugadores, si es que la vieron, juzgándola con la indiferencia de un elemento extra deportivo en aquellos momentos. Verían con la normalidad de un equipo visitante todo cuanto tuviera que ver con la afición del campo rival. Estoy seguro de que ese aficionado se sentiría orgulloso de lo que estaba haciendo y veo normal que estuviera igualmente orgulloso de nuestra bandera, la de todos. Pero yo me pregunto por su actitud: ¿Qué  pretendía ese aficionado azuzando nuestra bandera hacia unos futbolistas, como si de una película de Drácula se tratara, mostrando el crucifijo al vampiro para conjurar el mal?

Algún lector puede pensar, y no le quito la razón, que ese club de fútbol puede haber tenido veleidades que se pueden interpretar como próximas al independentismo catalán. Entiendo que no se deben de mezclar churras con merinas, como decimos en La Mancha. Una cosa es el deporte y otra muy distinta es la política, y cada uno tiene y debe de tener su propio espacio. El F.C. Barcelona sabe o debe de saber que tiene aficionados que trascienden a Cataluña; es más, trascienden a España. Hay aficionados en muchos países, incluso en otros continentes. También los jugadores son de diversas procedencias mundiales. Así pues, utilizar el Camp Nou para temas de política local o autonómica con ocasión del fútbol no parece lo más adecuado. 

Distinto es cuando se trata de un partido de la Selección, que representa a España. En general, vamos a centrarnos todos y a defender nuestros colores en los campos de fútbol; los colores de nuestros equipos, naturalmente. Los colores políticos tienen otros ámbitos, que por cierto son muy amplios. Dejemos al deporte lo que es del deporte, a la política lo que es de la política, al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios.

Publicado en: 
http://dclm.es/shh.php?id=3500
http://www.clm24.es/opinion/casimiro-pastor/banderita-espanola/20170201084124145422.html
http://www.lanzadigital.com/news/show/opinion/la-banderita-espanyola/110839
http://imasinformacion.es/not/19588/la-banderita-espanola/

domingo, 29 de enero de 2017

Súper Trump


Como ya supone el inteligente lector no voy a referirme al conjunto musical de los años setenta, de nombre homófono, sino al reciente inquilino de la Casa Blanca, quien en las pocas jornadas que lleva en el cargo, desde el pasado día 20 de enero, ya la ha liado parda. Lo que no me explico es de qué se sorprenden ahora sus paisanos, pues ha salido lo que han votado los electores americanos y está haciendo lo que decía en campaña electoral que iba a hacer. Ya avisó de no ser un político convencional y muchos creyeron en su verborrea. Quizá sea un caso paradigmático en el que los tres cerditos del cuento abren la puerta sabiendo que era el lobo.

Entre sus recientes «logros» está el haberse enemistado con su vecino del sur, México; poner en guardia al gigante asiático, China, de momento solo en lo comercial; unir a la Unión Europea y a demócratas y parte de los republicanos de su país en contra de sus políticas; alterar a los países musulmanes; descorazonar a los refugiados… El último líder de la extinta Unión Soviética, Mijail Gorbachov, ya ha alertado de que el mundo se puede estar preparando para una guerra (termonuclear). Y casi todo a golpe de tuit; bueno, y de la firma de órdenes ejecutivas. Todo un hito, inédito hasta ahora en un presidente de los Estados Unidos de Norteamérica.

Personas bien pensantes de diversos ámbitos creen que si funcionan los contrapesos lo podrán frenar; de hecho, una juez federal ya le ha modificado una de sus órdenes ejecutivas en cuanto a la acogida de refugiados, pero lleva tal ansia de ejecución de su ideario que puede ser que para cuando quieran actuar esos llamados contrapesos les haya ganado la partida y no tengan nada que hacer, como ya sucediera en la Alemania de los años treinta del siglo pasado con Hitler. Y esto ya no es una hipótesis, como podría parecer entre que salió elegido y ocupó el cargo, ahora ya ha enseñado la patita, ya hay hechos, como algunos reclamaban a los demás, antes de opinar.

Lo positivo es que Trump no tiene dobleces, le llama al pan pan y al vino, vino. No se anda con nombres rebuscados, como hacen las derechas gobernantes en otros países, para llamar a lo que hacen: que si Reforma Laboral para crear empleo, cuando era dar facilidades para el despido; que si Plan de Garantía de los Servicios Mínimos, cuando era para cargarse la Sanidad y la Educación Públicas… No, él llama a las cosas por su nombre. Seguramente es fácil saber cuál serán sus siguientes pasos, bastará con leerse su programa electoral, porque tiene mayoría absoluta en las dos cámaras americanas.

Lo preocupante es que súper Trump tiene mucho poder y no solo en su país, nos afecta al resto del mundo. A ver si es posible que una de dos, o rectifica o lo «rectifican». Difícil cualquiera de las dos opciones. Ya se verá. 

Publicado en:
http://www.clm24.es/opinion/casimiro-pastor/super-trump/20170130093658145123.html
http://www.lanzadigital.com/news/show/opinion/super-trump/110692
http://www.dclm.es/shh.php?id=3495
http://imasinformacion.es/not/19576/super-trump/


Artículos posteriores relacionados:
http://www.publico.es/politica/carmena-alerta-vulneracion-derechos-humanos.html
http://internacional.elpais.com/internacional/2017/01/31/actualidad/1485875580_168991.html