jueves, 29 de julio de 2010

Los incendios de agosto

Estadísticamente, agosto es el mes de mayor extensión de terreno quemada en España. Las altas temperaturas son un factor importante para la propagación del fuego; sin embargo, según estudios, parece ser que más del 80% de los incendios son provocados o fruto de inexplicables negligencias, es decir, como consecuencia directa de la actuación del ser humano. Recuerdo las casi 80.000 hectáreas quemadas en Galicia en agosto de 2006, verano que coincidió con ser el siguiente al cambio de signo político en aquella Comunidad. Confiemos en que este año, siguiente al del nuevo giro producido en las elecciones del año pasado, la tranquilidad reine en los montes gallegos, como siempre debió haber sido.

Sobre el incendio de Riba de Saelices (Guadalajara) de julio de 2005, en el que murieron 11 personas, dejando en muy segundo plano el número de hectáreas arrasadas, hace unos días la Audiencia Provincial de Guadalajara dictó auto por el que se exime de responsabilidad a los técnicos y a los políticos e imputa sólo a los excursionistas. Este fue un caso claro de politización de un incendio, con el Partido Popular actuando como acusación particular. Las familias de los fallecidos han decidido no recurrir el auto, algo que tampoco hará el citado partido. Los ahora liberados de su anterior imputación han emitido una nota en la que manifiestan el calvario por el que han pasado y piden al PP que se abstenga en el futuro de hacer ese tipo de acusaciones. Quizá sea bueno para todos que dicho partido se replantee su forma de hacer oposición.

España concentra el 40% de los incendios que se producen en la UE. A lo largo de los últimos 10 años se ha quemado en nuestro país el equivalente a la superficie de la provincia de Navarra. La ministra de Medio Ambiente, Elena Espinosa, manifestaba hace unos días que en lo que va de 2010 se ha reducido a un tercio la superficie quemada con respecto a la media de los 10 años anteriores. Se cifra en 40 millones el presupuesto que el citado ministerio ha destinado este año sólo a la prevención. En nuestra Comunidad, la partida presupuestaria para la “gestión y protección de espacios naturales” supera los 20 millones.

Desde esta página hago un llamamiento a los negligentes para que simplemente apliquen la normativa existente para evitar posibles incendios, pero sobre todo me dirijo a los incendiarios, para que se lo piensen no una ni dos veces, sino mil, mientras preparan las mechas y los mecheros. Los presuntos motivos que ven tan lógicos para tomar la decisión de quemar el monte a lo mejor no lo son tanto. ¿Qué diferencia encuentran entre ellos y otros terroristas que ponen un coche bomba sin saber exactamente a quién van a matar?, porque los incendios a veces matan a personas y siempre matan a la flora y a la fauna. Veía el otro día en televisión las imágenes de uno de los 19 incendios que están asolando la vecina Portugal y era impresionante contemplar las caras de dolor y perplejidad de las personas que sufrían de cerca el azote de las llamas en sus propiedades. No y mil veces no. No se salva nada, no se consigue nada por esa vía. ¡Por favor, no lo hagan!

Publicado en http://www.dclm.es/news/120/ARTICLE/71297/2010-07-29.html
Publicado en Diario Lanza de Ciudad Real, página 2, 31/07/2010
Publicada una versión resumida en El País, cartas al director, 31/07/2010
en http://www.elpais.com/articulo/opinion/Incendios/agosto/elpepiopi/20100731elpepiopi_11/Tes

lunes, 12 de julio de 2010

La bandera, de todos

Lo que han conseguido nuestros chicos de la Selección Nacional de Fútbol trasciende por completo al logro de haber ganado por primera vez un Mundial, gracias al gol de ese manchego universal, Andrés Iniesta; han conseguido mucho más: han unido a todos los españoles en un mismo ideal, en una misma ilusión, arropados con una misma bandera.

En toda España, de Norte a Sur y de Este a Oeste, han sido infinidad los balcones y ventanas adornadas con la enseña nacional, amén de las que se llevaban en los vehículos o pintadas en los rostros o encima, con motivo de los partidos que se han visto y celebrado en los lugares públicos.

Ha sido un movimiento social espontáneo de unidad y de identificación con lo nuestro. El pueblo sabe, y lo ha demostrado, que es su bandera y ya está. Nadie se ha planteado otras historias que pertenecen al pasado. Ni siquiera han pensado que es la establecida en la Constitución de 1978 en su artículo 4.1. La gente se ha ido adhiriendo a La Roja, de manera creciente, a medida que se iban ganando los partidos que nos acercaban a la final, incluso personas que no suelen seguir el fútbol se han unido a esta marea de celebración y de apoyo a los nuestros.

Todo esto del Mundial ha pillado con el paso cambiado a algunos políticos: a los separatistas y a los excluyentes. Aquéllos, ubicados en algunas zonas periféricas y éstos acostumbrados a camuflarse de salvadores de la Patria y a agarrar la bandera de todos como si fuera exclusiva de ellos. Supongo que ambos habrán tomado buena nota de que la sociedad es más normal de lo que piensan.

Cuando la gente vuelve a la ilusión y a la esperanza, la rueda comienza a girar de nuevo y los mensajes que calan son los positivos. Así pues, los desesperanzadores ya pueden ir pensando en otra cosa para intentar ganar unas elecciones. Los del “cuanto peor mejor” deberían plantearse cambiar el disco, porque la sociedad está ávida de buenas noticias y le gusta estar ilusionada y unida. Seguro que esta victoria será un acicate más para superar la crisis.

Publicado en: http://www.dclm.es/news/120/ARTICLE/69567/2010-07-12.html
También en: Diario Lanza de Ciudad Real el 13-07-10, página 2.

viernes, 9 de julio de 2010

España 2 Alemania 0

Lo cierto es que nuestros chicos de la Selección ganaron 1-0 al conjunto teutón en la semifinal sudafricana del día de San Fermín. El otro gol se lo marcamos a Alemania al tener que rectificar el Deutsche Bank acerca de sus apuestas bajistas sobre cuatro valores importantes de la bolsa española, BBVA, Grifols, Banco Popular y Gamesa.

La rectificación del mayor banco alemán no ha sido gratuita; lo ha hecho al haber quedado en evidencia tras comprobarse que era el principal especulador contra el mercado español. Se ha sabido porque la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores) había obligado a hacerlo al aplicarse una norma para destapar todas las apuestas bajistas.

Este es un ejemplo de algunas operaciones de los llamados “mercados” en el ámbito especulativo internacional: tras lanzarse un bulo sobre lo mal que hipotéticamente va la economía de un país, apuestan a la baja. Es decir, invierten para ganar dinero si determinados valores de la bolsa caen por debajo de ciertos niveles para irles tanto mejor a ellos cuanto peor le vaya a ese país.

Ese fue el ataque alemán contra España. Ese fue el bulo que corrió a mediados del mes pasado, obligando a la Comisión Europea a reiterar la inexistencia de plan alguno para rescatar a España ni falta que hacía. En el ámbito de la UE (Unión Europea) es difícil entender cómo se permiten ataques especulativos de un país contra otro de la misma zona euro. No se imagina algo así en la zona dólar.

Mientras España luchaba para zafarse del peligro que para nuestra economía suponían esas maniobras especulativas germanas, es sorprendente que desde las filas del principal partido de la oposición no se adoptaran posturas en defensa de los intereses patrios, como hubieran hecho cualquiera de sus homólogos de otros países europeos, sino que más bien ponían palos en las ruedas del carro de todos.

En cualquier caso, la banca española ya ha demostrado estar en primera línea europea, mientras seguimos a la espera de la misma demostración por parte de la banca alemana; han quedado al descubierto las malas artes de algunos y ya estamos en la final que esperamos ganar a Holanda el próximo domingo. Confío en que ese día todos los españoles estemos unidos por la victoria de La Roja.

Publicado en Diario Lanza de Ciudad Real el 9 de Julio de 2010, pág. 2.
También en http://www.dclm.es/news/120/ARTICLE/69438/2010-07-10.html