sábado, 15 de enero de 2011

Milagros económicos

Recientemente se han escuchado o leído en distintos medios de comunicación, tertulias y noticias sobre milagro alemán, consistente en haber crecido un 3,6% durante el pasado año. Algunos tertulianos comentaban que eso se debía a lo organizados que son los alemanes, otros hablaban de lo bien que trabajan o de que habían tomado las medidas anticrisis a tiempo. Pero hubo una tertuliana que me llamó especialmente la atención; opinaba que los trabajadores alemanes se habían reducido el sueldo un determinado porcentaje y así lo habían conseguido, diciendo a continuación que eso en España era imposible por los sindicatos y nuestra cultura. Cuando hizo dicha observación, seguramente no sabía que en la Nissan de Barcelona, los trabajadores habían acordado aumentar su jornada anual 100 horas, sin incrementarse el sueldo, para que se quedase en España la producción de una nueva furgoneta.

He estado repasando algunos datos de la prensa y parece que alguna razón llevaba la citada tertuliana en lo relativo a nuestra cultura. Resulta que empresas de nuestro Ibex 35, el año pasado obtuvieron unos beneficios impresionantes. Por ejemplo, Telefónica ganó 8.835 millones de euros hasta septiembre, un 65% más que el año anterior; Repsol 1.786 millones, un 32,5% más; Inditex 1.179 millones, un 42% más… Sin haber contabilizado el último trimestre, las compañías de nuestro índice bursátil más representativo habían ganado 38.156 millones de euros o, lo que es lo mismo, un 16,7% más.

En cuanto a los consejeros de las empresas del Ibex 35, ha de hacerse constar que en el 2009, año malo donde los haya en cuanto a la crisis se refiere, con una media de sueldos de 602.000 euros por consejero, se subieron sus emolumentos de cara al año siguiente un 15%. Si citamos a los altos ejecutivos, la media sube a 2,7 millones de euros anuales.

Probablemente, varias de esas compañías estén pidiendo a sus empleados no directivos ni consejeros, esfuerzos complementarios de productividad y de bajos incrementos salariales para sacar adelante los intereses de sus accionistas. Desconozco cómo habrán actuado los homólogos alemanes de los mandamases españoles, en cuanto a sus sueldos se refiere, pero imagino que tendrán una idea del ámbito del esfuerzo bien distinta. Mientras en Alemania hacen país entre todos, aquí nos dedicamos a pedir que el sacrificio lo hagan otros y a criticar al presidente del gobierno. ¿Será alguna vez posible el milagro español?

Publicado en: http://www.dclm.es/news/120/ARTICLE/86600/2011-01-15.html
Publicado en: http://www.lanzadigital.com/opinion/milagros_economicos-18609.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario