domingo, 27 de marzo de 2016

Predicar en el desierto


“No hay mejor sordo que quien no quiere oír, ni mejor ciego que quien no quiere ver”. Del refranero español. Los pasados días 23 y 24 de marzo me permití hacer un experimento en Facebook. Escribí en mi muro: “Acordaos de que esta noche cuando sean las 2:00, una hora después serán las 3:00”. Siete de cada diez que contestaron fue para sacarme del error, pues el cambio de hora era el fin de semana, decían. Yo no hablaba del cambio de hora, tan solo indicaba una obviedad, pues ¡una hora después de las dos son las tres! Hice la misma prueba de palabra con amigos y conocidos y el resultado fue muy parecido.

En efecto, el cambio de hora se ha producido en la madrugada del domingo 27, cuando a las 2 ha habido que adelantar los relojes a las 3. Ya sé que no tiene ningún valor estadístico, pero la broma me hizo recapacitar sobre cómo entendemos lo que estamos dispuestos a entender, ya sea de palabra o por escrito. Pensaba yo que algunos políticos se aprovechan de esa forma de entendimiento y la utilizan cuando emplean el socorrido: donde dije “digo”, digo “Diego”; y muchos les siguen votando digan lo que digan o hagan lo que hagan.

Ya en este terreno de la política, cada día que pasa parece que nos encaminamos hacia unas nuevas elecciones. Las continuas estadísticas reflejan ligeras pérdidas en intención de voto a aquellos partidos que la ciudadanía percibe como culpables de llevarnos a nuevos comicios y ligeras subidas de los que intentan evitarlo proponiendo acuerdos. Por lo que el resultado, de producirse ese escenario, sería parecido al actual.

Recuerdo el intento de Pedro Sánchez de conseguir su investidura, tras el encargo del Rey y de su acuerdo con Albert Rivera, presentando todo un programa de gobierno en el Parlamento. Nadie se movió un ápice de las actitudes preconcebidas, nadie pareció escuchar algo distinto a lo que estaba dispuesto a entender, como en el ejemplo de la hora. La impresión que dio fue la de predicar en el desierto.

Confiemos en que en los próximos días se lean, se escuchen y se entiendan bien lo que de verdad se estén diciendo, y cumplan de una vez con el encargo de llegar a acuerdos para formar gobierno que les hizo el electorado aquel ya lejano 20 de diciembre de 2015.

Publicado en:
http://www.clm24.es/opinion/casimiro-pastor/predicar-desierto/20160327095515111787.html
http://dclm.es/opiniones.php?id=2389
Lanza de Ciudad Real. Página 23 de Opinión. 28-03-2016
http://www.lanzadigital.com/news/show/opinion/predicar-en-el-desierto/96043
http://elcrisoldeciudadreal.es/2016/03/28/110255/predicar-en-el-desierto/
http://imasinformacion.es/not/17287/predicar-en-el-desierto/




No hay comentarios:

Publicar un comentario